INICIO DE SESION

 

Empecemos por lo que es una Sesión. Muy sencillo, es el momento en que Am@ y sumis@ interactúan. El momento en que os metéis en vuestro papel y jugáis. La Dominación (BDSM o cómo le queráis llamar), tiene mucho de teatro o de juego de rol, de modo que podemos comparar una sesión con el momento de una actuación teatral o cuando unos jugadores de rol se reúnen para disfrutar de su juego favorito. Esta es la forma más sencilla que se me ocurre de explicarlo...

Pero, para llegar a este punto, como en cualquier otra relación, conviene hablar y conocer al otro, qué le gusta y qué no, lo que está o no está dispuesto a hacer... esto es la Negociación. Yo, particularmente, prefiero hablar con un posible sumis@, intentar conocerle un poco, antes de aceptarle, antes, por supuesto, de tener una sesión. En realidad, pasan varios días entre que se me ofrece un sumis@ hasta que tenemos la primera sesión pero eso es sólo mi estilo (ni tan siquiera les ordeno llamarme Ama, hasta que no lo sientan así de verdad). No digo yo que llevéis unos tests de 20 páginas siempre listos para que vuestro posible sumis@ o Am@ os responda a todas y cada una de las preguntas pero sí conviene intentar conocer los límites de cada uno. Especialmente cuando se trata de novat@s pues es probable que haya muchas cosa que no estén preparados (ni dispuestos) a hacer, al menos en un principio. Así que hablad, negociad los límites e id conociéndoos, si eres Am@ descubrirás que, si logras ganarte la entrega de tu sumis@ y él/ella siente que puede confiar en ti, es más que probable que acabe aceptando hacer cosas que en principio no deseaba hacer.

Una vez hayáis negociado y conozcáis los límites, comenzad la sesión. Que cada uno asuma su rol, ponle el collar a tu sumis@... Y disfrutad del juego. La negociación es muy importante, especialmente, si te estás iniciando en este mundo y, por supuesto, cada vez que cambias de Am@ o sumis@ (después de todo, cada persona tiene sus gustos y preferencias). Desde luego, puedes lanzarte a una sesión sin este 'conocimiento' previo... si estás dispuest@ a que ocurran cosas que tú no deseas.

Y ya que estamos hablando de negociaciones y sesiones, hablemos también de las Palabras de Seguridad. Una palabra de seguridad es una palabra que indicará a tu Am@ que algo no te va, que afloje un poco o que se detenga por completo. Aunque no es un sustituto para la negociación, puede servir como complemento por si se ha quedado algo sin hablar o por si, en algún momento de la sesión, surge algún problema. Esta palabra debe ser tomada muy en serio, especialmente en juegos de SM. En ocasiones puedes estar jugando con un Am@ que no conoces bien, y si hace algo que no quieres es importante que tengas un modo de hacérselo saber "Inmediatamente" . Especialmente si estás atado o en una situación que te mantenga indefens@.

Las palabras de seguridad usadas más comúnmente son: Amarillo para indicar algo así como "Es demasiado fuerte, no deseo parar la sesión pero necesito que aflojes" y la palabra Rojo que se usa para indicar "Tengo problemas y quiero parar ahora, no más juegos, terminó la sesión". Puedes usar estas u otras palabras, las que desees, cualquiera sirve ya que no es otra cosa que una válvula de seguridad para cuando las cosas se descontrolan. Si durante la sesión tu Am@ te amordaza, deberéis tener también alguna otra señal que te permita tener la seguridad de que se detendrá la sesión si así lo deseas. Algunos Am@s dan un pañuelo a su sumis@ y, si lo deja caer al suelo, saben que algo ocurre. Puedes usar este método o cualquier otro que se te ocurra, lo único que importa es que funcione.

Si tu Am@ no respeta la palabra de seguridad , es seguro que tampoco respetará lo que hayáis negociado, y, por tanto, deberías pensar detenidamente si quieres jugar con alguien que no respete tus limitaciones y deseos.

No todos los practicantes de los Juegos de Poder usan palabras de seguridad. Algunas personas no las encuentran útiles para su estilo. Otros encuentran que su necesidad de usarlas disminuye a medida que van conociendo a su pareja. Otros practican estos juegos con sumis@s que no desean tener esa vía de escape. (Algo que aprenderás sobre las sesiones de BDSM es que los estilos varían y que las experiencias personales son muy diversas). Pero para quienes se inician en sus exploraciones (y para quienes han explorado mucho), las palabras de seguridad han demostrado ser de mucha ayuda.